TASAS DE INTERES DE LOS PRÉSTAMOS PERSONALES

TASAS DE INTERES DE LOS PRÉSTAMOS PERSONALES

La mercadería que comercializan los bancos o las entidades financieras es el dinero y la rentabilidad que obtiene por el uso de esa mercadería son los intereses que obtienen por su préstamo. Los intereses de los préstamos personales tienen una base fija mínima y pueden variar de acuerdo a muchos parámetros.

Hay casos donde la tasa de interés se aplica de acuerdo al denominado riesgo crediticio aumentando los puntos de rentabilidad. Los créditos otorgados siempre tienen un riesgo de cobrabilidad por muchos factores y las entidades otorgantes se cubren de posibles riesgos con tasas superiores o con mayores garantías sobres los préstamos otorgados.

En el mercado del dinero –como en todos los demás mercados- participa el juego de la oferta y la demanda como regulador de las tasas de interés. Cuando las solicitudes de créditos escasean y los clientes no los solicitan las tasas de interés de los bancos o financieras tienden a la baja para no tener inmovilizado el capital. En épocas que la demanda de dinero para préstamos se eleva lo mismo sucede con las tasas de interés.

Las tasas de interés son el síntoma de las economías de los países que suelen ser muchas veces factores de crecimiento o de estancamiento de las economías.

Las tasas de interés aplicadas a los préstamos tienen variantes de acuerdo a los montos y a los plazos de devolución de los dineros obtenidos mediante gestiones crediticias. Hay tasas fijas y tasas móviles -de acuerdo a determinados parámetros- que se suelen aplicar siguiendo a los movimientos de las economías.