GARANTIAS SOBRE EL PRÉSTAMO PERSONAL

Cada entidad otorgante de préstamos personales rápidos tiene sus condiciones para la aprobación de la solicitud del crédito. Las entidades que tienen clientes habituales y que conocen el cumplimiento y la capacidad de pago del mismo suelen otorgar el préstamo de forma inmediata y con tasas de interés más bajas que a otros solicitantes.

Las garantías solicitadas pueden variar de acuerdo al solicitante y a su condición en el registro de cumplimiento de pagos que brindan las entidades privadas y las oficiales. Los registros positivos actualizados que brindan informes son fundamentales para agilizar la obtención del préstamo solicitado y en el caso de figurar como moroso o incumplidor de compromisos financieros esos informes dificultarán la obtención del crédito y obligaran al solicitante a brindar mayores garantías.

Los requisitos de las garantías solicitadas pueden ser por medio de avales de terceros, de presentación de títulos de propiedades inmuebles o de títulos de automotores que en caso de ser afectados al préstamo se convierten en préstamos hipotecarios –en caso de las viviendas particulares- o prendarios -en el caso de los automotores o vehículos-.

Las garantías sobre los préstamos personales tienen distintos parámetros de acuerdo a la entidad otorgante y al historial del cliente solicitante. Las garantías también tienen distintos alcances de acuerdo a los montos de dineros solicitados y a los plazos de pago de devolución de los importes.

Las garantías denominadas “a sola firma” sin avales de terceros las suelen otorgar las entidades a los clientes con historial impoluto en cuanto a cumplimientos de pagos de otros créditos o de tasas o impuestos de distintos orden abonados al día de vencimiento o de forma anticipada.